La América de futsal

140
El elenco nacional emprendió ayer su viaje hacia tierras gauchas. (Foto/Gustavo Delgado)

Cortesía La Nación Deportes
El fútbol es catalogado como el deporte rey en el mundo; y en el continente americano no es la excepción, pues es bien practicado por sus pueblos y en sus diferentes modalidades, siendo una de ellas el fútbol sala, la cual tendrá esta semana un cita que reunirá a 10 naciones bajo la disputa de la Copa América, a realizarse en la ciudad de Mendoza, en Argentina, del 5 al 10 de abril.
Venezuela es uno de los países que participará en este vibrante evento. Hará su debut el próximo miércoles 5 ante el combinado chileno, a quien buscará derrotar para comenzar con buen pie su andar por el certamen y de esta manera, entablar una triunfal racha que le lleve hacía la cúspide del torneo.
Con una vasta nómina compuesta por interesantes nombres que hacen vida en el balompié foráneo y local, la Vinotinto de futsal asistirá con la firme intención de hacerse con el máximo honor que la competición concede, el de quedar campeón de uno de los más exigentes certámenes –en lo que a la disciplina respecta- del mundo, teniendo en cuenta de que, en primera instancia y de manera directa, deberá hacer frente a los mejores equipos del planeta, como la selección de Argentina, por ejemplo, actual campeón del torneo y del mundo.
Un total de 14 jugadores complementan el plantel criollo, entre los que resaltan tres tachirenses; precisamente los guardametas Johan Rodríguez y Yhony Rueda, este último milita en el CFS Monsat, de España, además del ala-pivot Jorge Preciado, pieza de los Dorados de Manizales (Colombia), representan la cuota regional en la Vinotinto.
Freddy Miguel González, director técnico de esta escuadra nacional, conformó un colectivo bastante dinámico, con atletas capaces de jugarle de tú a tú a cualquier otra delegación. Paolo Sánchez, del Capora (Colombia), los hermanos Wilmer y Milton Francia, ambos hacen vida en el Marte (Perú), y el alero Neyker Arguello, del Sporting Boca (Ecuador), son las cabezas más visibles del conjunto.
Carlos Sayago, Carlos Polo, Carlos Vento, Kerly Silva, Wilmer Cabarco, Hansel Froilán y Jesús Viamonte figuran en el resto del cuadro. González estará acompañado por dos leyendas del futsal nacional, nombres que nos recuerdan a esa generación dorada del 97, la que se coronó campeona del mundo en México: se trata de Didier Sanabria y Husseín “Papi” Rodríguez, quienes estarán como asistentes técnicos. Fernando Molina es el preparador físico, Tulio Alfaro como fisioterapeuta, Jean Hernández a cargo de la utilería y Freddy González (padre) en la coordinación.
La ciudad de San Cristóbal sirvió como punto de preparación para el seleccionado bolivariano antes de partir a suelo argentino, utilizando al deteriorado tabloncillo del gimnasio Campeones Mundiales del 97 como feudo. Una vez efectuado el partido ante los chilenos, a la Vinotino le corresponderá medirse frente a Argentina, después entrará Bolivia en la mira; y tras un día de descanso retornarán para chocar ante Brasil.