Arango anhela volver a despedirse de su afición en Alemania

491

24-02-2017 05:57:17 p.m. | El zurdo se convirtió en una estrella cuando vistió el uniforme del Borussia Mönchengladbach
Por: Prensa Bundesliga
Juan Arango será recordado por siempre en el Borussia-Park de Mönchengladbach por su fino toque de zurda.

Para nadie es un secreto que Juan Arango es una figura histórica en Venezuela. Mantiene el récord de apariciones en la selección de su país, persiste como goleador histórico de la Vinotinto y aún es capaz de aglomerar multitudes en la liga local. Su paso por el Borussia Mönchengladbach también lo ha convirtió en un mito del fútbol alemán, donde se ganó el respeto de aficionados y rivales con sus maravillosos goles.

En el Borussia Mönchengladbach aún lo recuerdan con cariño. Y en el club prometieron realizarle un homenaje que, por razones de agenda, aún no se puede concretar. “Es algo que me genera muchísima ilusión. Yo me sentí muy querido en Mönchengladbach. Mi familia se sintió a gusto allí. Quisiera volver a despedirme de la afición. Ese gusto sigue pendiente”, aseguró Arango poco antes de retirarse de la selección de su país.
Si por algo es recordado este jugador nacido en la ciudad de Maracay (a 109 kilómetros de la capital, Caracas) es por sus golazos. Con la casaca de Los Potros, anotó 26 en la Bundesliga, 4 en la Copa de Alemania y 3 en competiciones europeas. “Para mi, verlo en los entrenamientos era aprender. Es un maestro”, dijo en su momento Marco Reus, quien creció en el club bajo el alero del venezolano. “Marco es un gran chico. Para mi es uno de los mejores, no solo del fútbol alemán: de toda Europa”, replicó el de Maracay.
Marco Reus aprendió mucho junto al venezolando para volverse una estrella mundial.

El nacimiento de una estrella

Arango supo encontrar su lugar en Mönchengladbach. Aunque le costó un poco aprender el idioma, le correspondió vivir la etapa de resurgimiento del histórico club. Con él jugaron figuras como Dante, el propio Reus y Marc-Andre Ter Stegen: todos amigos del venezolano, quien se convirtió en uno de los referentes de un equipo que regresó a la Bundesliga para quedarse.
Otro de los grandes amigos de Arango fue Tomás Rincón, su sucesor en la capitanía de la Vinotinto, y entonces jugador del Hamburger SV. “Fue muy importante para mi, porque nos acompañamos durante los momentos de adaptación. Es casi de la familia”, dijo Rincón sobre el ex jugador de Los Potros. En efecto, ambos jugadores junto con sus familias, solían reunirse cada tanto.

En el recuerdo de la gente

La calidad de la pierna zurda de este jugador está intacta. Tras su paso más que exitoso por la Bundesliga, militó con igual éxito por Tijuana (México), New York Cosmos (Estados Unidos) y actualmente Zulia, en su país natal. “Es uno de los mejores jugadores zurdos que haya visto en mi vida”, dijo el técnico Lucien Favre mientras le dirigió. “Sin él, siempre habría sido difícil para nosotros. No marca goles, marca golazos”.
James Thorogood, comentarista inglés quien tuvo el gusto de narrar muchos partido de Arango en la Bundesliga, considera que el venezolano “no era un alero típico”. “No era especialmente ágil o rápido, pero su compostura con el balón significaba que con cada toque despertaba el interés de toda la afición, ya sea en la grada o en su casa frente a la televisión. Su reputación para el espectáculo le precede, mientras que su habilidad para definir partidos con un momento de magia lo ponía al nivel de los mejores de la época”, valora Thorogood.

Arangol

Sería difícil decidir el mejor tanto de Arango con Los Potros. Sus goles de tiro libre son recordados. En total, anotó 17 en su paso por la Bundesliga, aunque el que le hizo al Hannover 96 en la temporada 2012/2013 fue inolvidable.
Sin duda el tanto que le dio la vuelta al mundo, el más celebrado, fue aquel que el que le anotó al FSV Mainz 05 y que selló el triunfo 2-0, el 9 de diciembre de 2012. Por el disparo a más de 40 metros del área, por el efecto que marcó -le disparó desde el costado izquierdo- y por la importancia que tuvo el triunfo, debe ser el que más se celebró. “Creo que a muy pocos jugadores los han querido tanto como a mí, allí. Es un honor que tendré por siempre”, reconoció el venezolano.