Barra del Caracas FC: “¡No al fútbol los días lunes!”

119
FOTO: Archivo

Para muchos hinchas alrededor del mundo, ir los domingos al estadio es más que un deber. Ver al equipo de tus amores en la cancha que sea no se compara con nada. Es por ello que al final de la semana todos van a “misa” en una iglesia muy peculiar.

En Venezuela se ha acostumbrado a jugar el fin de semana, específicamente en el séptimo día de la semana. Rara vez los sábados se programa un encuentro, pero de un tiempo para acá ya se ha vuelto más común de lo que parece. Sin embargo, para esta temporada 2017 la TV se ha dado la tarea de repartir horarios muy poco habituales en suelo criollo, no solo hablo de juegos a las 11am un domingo, sino de encuentros los días jueves, viernes y LUNES a las 7pm.

El experimento ya comenzó en la jornada 1, cuando Atlético Venezuela debutó en el Brígido Iriarte en un partido matutino, siendo una hora muy cómoda para asistir al estadio principalmente. Para esta fecha 2 ya se tiene en agenda dos choques el día viernes (3pm y 5pm). Además, se estima que el encuentro más atractivo se realice el lunes en la noche, donde Caracas FC se estrene en casa contra el Deportivo La Guaira.

Ante esta imposición de fecha y hora por parte de la TV, Los Demonios Rojos, barra del Caracas FC, ha emitido un comunicado en rechazo de tal decisión. Si bien es cierto que el Torneo Apertura contará con casi 7 transmisiones por fecha (algo histórico y positivo para nuestro FutVe), los horarios nocturnos hacen que el fanático se aleje del estadio y no goce de lo maravilloso que es pisar “el cemento”. Más allá de querer darle la mayor cobertura posible al balompié criollo, lo primordial que se debe hacer en Venezuela es invitar a las personas a que asistan a la cancha.

A continuación, el comunicado oficial expuesto por Los Demonios Rojos.

¡No al fútbol los días lunes!

A lo largo de la historia se ha ido generando un ritual para los hinchas del fútbol, no solo nacional, sino de todas las latitudes, de ir a la cancha para alentar a sus equipos los fines de semana, en especial los domingos, día por excelencia para disfrutar del deporte que nos apasiona y al cual damos vida con el colorido en las gradas.

Pese a los beneficios que trae a nuestro deporte el interés por parte de la televisión en querer cubrir la mayor cantidad de partidos por jornada, pero algunas decisiones arbitrarias e improvisadas, atentan contra el bien del espectáculo que desean transmitir.

La medida de disputar partidos del fútbol profesional venezolano los días lunes sin duda es un atentado al carnaval, que no responde a los intereses de los fieles seguidores que asisten a los estadios, no nada más en partidos en condición de local, sino también en la carretera.

Medidas como esta, no son basadas en un estudio de mercado que se ajuste a las exigencias del universo de personas que seguimos fervientemente cada uno de los compromisos de nuestro club, desconociendo la cultura y tradición de los principales dolientes de este fútbol.

Es un irrespeto para la comunidad futbolera, y no solo estrictamente a las barras, sino también a la familia venezolana que se vería perjudicada en no poder asistir en masas a disfrutar de nuestra pasión.

Una ofensa que el club más grande de Venezuela y su fiel afición se vean perjudicados por intereses oscuros por parte de unos recién llegados, que a todas luces, demuestran su ignorancia y que no les interesa otra cosa que sus beneficios económicos.

Existen además condiciones en distintos ámbitos que demuestran lo ineficaz de disputar partidos los días lunes de forma regular, por lo que desde nuestra organización, elevamos nuestra voz de protesta y aguardando por la rectificación por parte de quienes dicen querer sumarse y hacer crecer nuestra disciplina.

El fútbol es pasión, es alegría, carnaval, y quienes damos vida a este deporte desde el graderio, merecemos ser tomados en cuenta en decisiones de esa magnitud.

Domingo, día del fútbol caraqueño, para recibir a nuestro entrenador en su primer partido en condición de local después de casi 7 años.