Águilas rompen paradigmas, rachas negativas y son campeones.

172

Las Águilas del Zulia cortaron una racha de 17 años sin ser campeones de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). La hazaña se logró en cinco juegos, donde los rapaces pudieron vencer a los Cardenales de Lara, con marcador de cinco carreras por dos. El abridor rapaz, que fue tomado como refuerzo de los Navegantes del Magallanes, Mitch Lilevy, trabajó por espacio de siete inings, en los cuáles, solo permitió una carrera, otorgó dos bases por bolas y le conectaron dos hits, uno de ellos un cuadrangular que fue la primera rayita de Lara.

Para el octavo ining la tónica fue la misma de toda la postemporada, el encargado fue Leonel Campos, que permitió un imparable, ponchó a un contrario y no permitió anotaciones. De nuevo y por cuarto juego consecutivo, vendría Silvino Bracho para el noveno ining, que permitió un cuadrangular solitario que significó la segunda carrera para los Cardenales y abanicó a un rival, que terminó entregando en tan ansiado out 27.

A la ofensiva las Águilas atacaron temprano, con un cuadrangular en el primer episodio por parte de José Pirela, quién fue galardonado con el premio Robert Pérez al jugador más valioso de la final. Otro que le fue muy bien con el madero, fue al veterano Endy Chávez, que bateó de 2-2 con un doblete, un sencillo y par de toques de sacrificio. Alí Castillo, que fue el héroe del juego número tres, bateó un triple en el quinto ining, luego sería impulsado hasta la goma por Chávez.

Los zulianos tuvieron un gran mes de enero, en el que tuvieron saldo de 12 victorias -que es el número necesario para ser campeón- y tan solo dos derrotas.  La clave de la temporada de las Águilas fue su picheo y el bateo oportuno, pero el principal bastión de los naranjas fue su bullpen, los pupilos de Wilson Álvarez tuvieron una temporada fabulosa, entre los nombres que más destacan están los veteranos Francisco Butto, Rómulo Sánchez, Elvis Araujo, Edgar Alfonzo, Arcenio León y los no tan experimentados, pero con una calidad única, Silvino Bracho, Gabriel Moya y Leonel Campos.